en Editoriales revista Desnivel

Queridos Reyes Magos

ESTE 2015 no nos hemos portado mal del todo y, en la medida de nuestras posibilidades, nos hemos esforzado bastante en disminuir la “huella ecológica”. Intentamos siempre llenar los coches cada vez que salimos a la montaña y tiramos de transporte público cuando es posible. Alguno incluso viene en bici al trabajo, desde lejos y en cualquier estación del año.

Hemos alargado la vida de nuestro material (dentro de lo razonable y de lo que nos aconsejan nuestras asesores de técnica y material), empezamos a buscar certificaciones de sostenibilidad en las etiquetas de las prendas técnicas y buscamos fabricantes que no usen los contaminantes y peligrosos PFC.

Preferimos gastar los ahorros en marcas que invierten parte de sus beneficios en defender el medio ambiente y también en quien produce cerca de donde vivimos.

Hemos reivindicado unas montañas libres, limpias y a salvo de la especulación y de intereses urbanísticos, y no nos aburrimos de repetir que defendemos la necesidad de regular antes de prohibir, porque la biodiversidad y nuestras actividades son totalmente compatibles siempre que se use el sentido común, el respeto y la educación. Por todo ello os pedimos…

Que por favor vuelva el invierno, el de antes, con su frío y sus nevadas….

Que las caras sombrías de la escuelas deportivas disfruten de su merecido descanso y se limpien de magnesio, y las vertientes norte de la alta montaña se tapicen de hielo.

Que los del búlder tengan de una vez las condiciones que llevan meses esperando para palmear los romos imposibles y hacer sus proyectos. Que los esquiadores puedan subir y bajar montañas en sus tablas (pero por nieve, no sobre piedras y piornos como está pasando).

Que los alpinistas disfruten del agua congelada (por cierto, agua también nos está haciendo falta; apúntenla en la lista) y puedan sacar por fin sus herramientas. También que el 2016 sea algo mejor que el año pasado para todos nuestros amigos, colaboradores y lectores. Y si se puede hacer extensible al resto de montañeros, alpinistas y escaladores, ya lo bordamos. A ver si os enrolláis un poquito para variar. Atentamente. El equipo DESNIVEL